Simple. Un zapato debería hacer algo más que vestir bonito un pie y hemos creado la fórmula:

Comenzando con un proceso
claro y honesto.

No hemos inventado la rueda, pero sí las reciclamos para crear suelas únicas. Resistentes y duraderas.

Recuperamos del Siglo XVIII un diseño brillante, basado en el calzado originario de los pescadores de Menorca.

Elaboramos, una a una, 100% a mano, manteniendo intacta la sabiduría de los maestros zapateros de la isla.

Raramente lujo y sostenibilidad se usan en la misma frase. Nosotros lo hacemos. A día de hoy es un lujo que tus zapatos duren más de 10 años.

Haz la cuenta. Una rueda anda más de
10.000 km
. Nuestras suelas lo harán.

Pensamos que hacemos lo correcto.

A tus pies, comodidad. En tus manos, un oficio artesanal, patrimonio de nuestra cultura.

El precio: dejar huella sostenible en este planeta.

¡Bienvenido a mmartinyca!